• Consolidación del Terreno
    mejora del terreno

Inyecciones de Consolidación

Las inyecciones de consolidación, como indica su nombre son inyecciones cuya finalidad es la de consolidar el terreno, es decir que el terreno tratado adquiera la resistencia necesaria para poder garantizar la estabilidad de las construcciones ejecutadas sobre ese terreno.

Se utilizan para mejorar las características portantes del terreno, reducir su deformabilidad y relleno de oquedades existentes.

En definitiva, las inyecciones de consolidación, consisten en mejorar la resistencia del terreno por relleno de los huecos inyectables, la fracturación de este y la formación de las llamadas lajas de inyección que lo comprimen y consolidan.

El procedimiento a emplear es muy similar al descrito en el apartado inyecciones de compactación.

Procedimiento:

  • Realización de la perforación e instalación de la tubería de inyección.
  • Obturación del espacio anular entre el tubo y el terreno que nos permite proceder a la inyección sin pérdidas de presión ni de material entre el tubo  y el terreno en superficie.
  • Preparación del material a inyectar, que puede ser tanto lechadas como morteros.
  • Inyección de mortero en el terreno, y mientras, se va extrayendo la tubería de inyección, creando una columna de mortero con bulbos que se intersectan entre sí.

Una variante de las inyecciones de consolidación son las llamadas inyecciones armadas en las que el tubo manguito se deja en el terreno.

Su empleo en recalces, en obra civil como mejora previa o para subsanar inestabilidades, en consolidación de terraplenes, etc. cuenta con un abanico muy amplio de obras ejecutadas con esta técnica y la obtención de resultados muy satisfactorios.

“Seguimos las recomendaciones de la Guía del Ministerio de Fomento de Ejecución de Micropilotes. Cumplimos estrictamente con la Normativa vigente en España en construcción: Ley de la Ordenación de la Edificación, Código Técnico y demás Normativa Legal aplicable.”

Relacionado con Inyecciones de Consolidación